Blogia
Amantea

En estos días caseros dedicados a reposar y recuperarme de un catarro, he aprovechado para ver alguna película que tenía en la lista de “Pendientes…”.   

 

Se trata de una película francesa titulada “Hace mucho que te quiero” (2008), dirigida por Philippe Claudel y protagonizada por Kristtin Scott Thomas. Durante casi dos horas de duración, nos adentramos en la vida de una mujer que sale de prisión tras quince años de condena. Es una historia conmovedora, llena de luz y de silencios, de soledad, del volver a empezar, del reencuentro con su hermana tras una larga ausencia, de enfrentarse a un presente y a un futuro pero sin olvidar un pasado…

 

El director, utilizando la capacidad de las narraciones audiovisuales para abordar temas importantes, nos plantea varios dilemas morales y éticos: por ejemplo el tema de si es posible  la reinserción en la sociedad de una persona que cometió un delito o el de la eutanasia cuando nos desvela el motivo por el cual esta médico fue condenada.

 

Sin duda, no se trata de encontrar en las películas “fórmulas” que nos hagan mas fácil la vida ni que guien nuestra actuación… pero películas como ésta sí pueden aumentar nuestra receptividad a diversos dilemas éticos que rodean a las diferentes vidas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Elena Serrano -

Sí... la verdad es que es estaba pendiente de ver y estos días de tregua que me ha dado el catarro me han permitido disfrutar de películas interesantes como ésta...

Se me había olvidado señalarlo pero además de la reinserción social de los presos, de la eutanasia aborda el tema de las adopciones...

javithink -

esa película me Encantó...quedó marcada con una X como "película para recomendar"...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres