Blogia
Amantea
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

... de "protector para todo" a "protector cuando lo necesite".

El pasado viernes atendí a una señora que acudía para revisar su medicación de crónicos y en un papel traía el nombre del medicamento que tenía que retirarle a su marido. El protagonista se llamaba "omeprazol" o más conocido como "protector".

Le volví a preguntar (sorprendida) el nombre, por si yo había entendido mal... pero no, se trataba del mismo. No pude esperar a hacerle una segunda pregunta: ¿por qué?. "Porque el cardiólogo le dijo que como tomaba esa pastilla para la sangre (el clopidogrel) no podía tomar a diario el protector..." - comenta la señora.

En el intento casi diario de no prescribir omeprazoles a diestro y siniestro... (algo de lo que nosotros tenemos gran parte de culpa porque inculcamos la rutina del protector...), nunca imaginé que sería un paciente quien vendría a quitarlo de su lista de medicamentos... Pero sí, los cambios no son imposibles y llegan... aunque a veces la fuerza sea más poderosa si proviene del especialista que de su médico de familia.

Y aprovechando la iniciativa de la señora para con su marido, al revisar su medicación crónica me encuentro de nuevo con el protagonista... así que le sugerí quitarlo  pues para su tratamiento de la osteoporosis tampoco es que lo fuese nada bien.

El pasado més de junio en una ponencia de Josep Laporte creo que los asistentes nos quedamos boquiabiertos al escuchar, por ejemplo, que somos uno de los países europeos con mayor uso de "protectores gástricos" sin que esto vaya de la mano de beneficios sobre el paciente... todo lo contrario. Aquí se puede leer un artículo interesante acerca de la utilización de antiulcerosos en España.

Espero que el caso del pasado viernes no sea una anécdota y podamos ir cambiando el concepto de "protector para todo" por "protector cuando lo necesite".

 

 

0 comentarios