Blogia
Amantea
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

Anécdota de este viernes...

Ayer, saliente de mi última guardia de Pediatría, pasé el día entre sueños. Era mi segunda guardia de la semana y me esperaba una tercera. Hoy cubro de 8,30h a 20h las Urgencias que acuden al CAP (centro de atención primaria).

Comenzaba el día con energía suficiente, las horas de sueño de ayer surtieron efecto. Apenas quince minutos después de llegar al centro, atiendo a una señora que ha sufrido un mareo con caída cuando iba camino de la consulta del dentista.

Cuando estaba explorando a la paciente, comienzo a percibir un "olor" diferente... a gas (he pensado...). Me dió tiempo a explorar, tomar constantes vitales y pocos minutos después entran para avisarme que debemos desalojar el centro por un escape de gas. En la calle están realizando, desde hace unos meses, obras para mejora de las aceras.

Hasta ahora nunca había vivido ningún desalojo por una emergencia. Pacientes esperando para ser visitados, otros realizándoseles extracciones para análisis de sangre, cada médico y enfermera en su consulta... Si algo me ha sorprendido han sido las reacciones variadas al comunicar que debíamos desalojar el centro. Cuando una piensa que ante una situación así (el olor a gas era cada vez más intenso...), nadie dudaría que hay que salir... sorprende que cada uno tenga sus prioridades y se pregunte si no se les puede atender en "un momento"...

Todos fuera y situación controlada por los Bomberos... Una hora y media después todo ha vuelto a la normalidad...

Anécdota de este viernes...

2 comentarios

geles -

Q MIEDO!!!!!!!!!!!!!
ES verdad q aunq no he vivido nunca esa situación nunca se sabe como se puede reaccionar.Nosotros en el cole es de obligado cumplimiento hacer un simulacro todos los años , no sé si lo recoradrás o tal vez en tu época no se hacia.
Pero aún así creo q no sabría como reaccionaríamos

Juana -

Es que a veces reaccionamos "raro", por eso, en mi hospital nos "entrenan" todos los años. Nuestra prioridad, como los bomberos ... si es preciso pegar un grito de ¡Salga ya! con autoridad, que no admita réplica.
Alguna vez me ha pasado ... tampoco fue grave, afortunadamente.