Blogia
Amantea
Chollo del día - Auriculares inalámbricos Logitech 33,60 € 90 € -63%

¿Realmente no hacemos más en la consulta porque nos falta tiempo?

No he hablado en qué consiste un día de trabajo cualquiera en esta rotación. Aproximadamente de 8,30 a 9h de la mañana me acerco al Centro de Salud de Buitrago. Apenas tardo un par de minutos porque la casa en la cual me alojo se encuentra en la misma calle del centro.

 

A las 9 aproximadamente nos vamos mi tutor y yo al pueblo que corresponda ese día. Los lunes a Garganta de los Montes, martes y miércoles a Canencia, jueves a Garganta y El Cuadrón y el viernes a Canenecia.

 

Comenzamos la consulta a partir de las 9,30h. No hay administrativo que dé cita ni enfermera (la enfermera va a otros pueblos de los cuatro que he nombrado, nunca coincide con el médico en un pueblo). Los pacientes van llegando y ellos se van dando el turno de entrada a la consulta. Se visitan pacientes que han llegado hasta la 13h.

 

Al terminar la consulta, iremos a realizar a realizar los avisos domiciliarios. Éstos pueden haberse hecho por teléfono o en la consulta a través de una tercera persona. El máximo de pacientes que hemos visto en estos dos meses en un día han sido sesenta y cinco (incluyendo un domicilio). El máximo de domicilios realizados en un día han sido cinco.

 

Los primeros quince días de mi rotación, estaba en la consulta con mi tutor. A partir de entonces, cada uno se pone en una consulta. Utilizo la de la de enfermera, habitualmente con la posibilidad de poderle consultar cualquier duda.

 

En esta consulta se atiende a niños desde pocas semanas de vida hasta la persona más anciana del pueblo (creo recordar que es un señor de 101 años). Las revisiones del niño sano, poner las vacunas, el tratamiento anticonceptivo en jóvenes y adultos, seguimiento de ciertas patologías que habitualmente dependen de especialistas (por ejemplo patología del tiroides, insuficiencia cardíaca, psoriasis y sus complicaciones...), cura de úlceras en pacientes a los que en el hospital se les dió como única opción la amputación, cirugía menor, extracción de tapones, sutura de heridas... De 9,30h a 13h... He comentado que el máximo de pacientes visitados en la consulta era 64 pero la media de este verano ha sido unos 35-40 pacientes contando que la población en esta región llega a duplicarse por la llegada de personas que vienen a pasar el verano.

 

Una reflexión: ¿Lo que hacemos en nuestra consulta depende del tiempo disponible solamente o de aquello que uno esté dispuesto a realizar?

1 comentario

anónimo -

No tiene porque existir una sola condición pero pienso que "El poder es querer"
.